miércoles, 24 de agosto de 2016

Las claves del Pop Art: Episodio I

Paolozzi
"Fuí el juguete de un hombre rico"
Con motivo de nuestra visita a la exposición "Reflejos del Pop" en el Thyssen de Málaga, os prometimos en nuestra breve reseña que os daríamos las claves para entender y disfrutar de este singular movimiento artístico. Pues bien, aunque muchos creáis que todo empezó en Estados Unidos con Andy Warhol y sus Marilyns o sus botes de sopa Campbell, no es así... De hecho, hemos decidido realizar tres entregas sobre las claves del Pop Art, porque hay mucho que decir sobre él a pesar de su apariencia trivial y pueril.

Los inicios del Arte Pop se deben localizar en Inglaterra, de la mano de un grupo de artistas que nacieron durante o después de la I Guerra Mundial y que no habían experimentado directamente sus horrores, por lo que empezaron a rechazar la austeridad y hermetismo que caracterizaba al informalismo europeo y que sí eran consecuencia de las vivencias de la Guerra… La recuperación económica de los años 50 llevaba al mundo a una nueva era de consumismo. Aunque no se puede considerar un grupo homogéneo, estos artistas empezaron a interesarse por la cultura más popular, es decir, el cine, la moda, la música, así como las nuevas tecnologías, que estaban modificando los modos de vida cotidianos.

¿Qué es lo que hace a nuestros hogares
de hoy tan diferentes, tan atractivos?
Aunque ya Paolozzi anuncia el Pop Art con su obra "Fuí un juguete de un hombre rico" en 1947, en la que aparecen clichés como la Coca-Cola, lo militar y el diseño de cómic, se considera como primera obra Pop un cartel que Richard Hamilton realizó para la exposición "This is tomorrow" de 1956, que no fue otra cosa que una recreación de 12 espacios, a modo de happening, realizados conjuntamente por pintores, escultores y arquitectos. Dicho cartel, que recibe el nombre de "¿Qué es lo que hace a nuestros hogares de hoy tan diferentes, tan atractivos?", contiene toda una acumulación de clichés perfectamente reconocibles por su cotidianedidad: la televisión y la aspiradora último modelo, el salón amueblado a la última moda, los personajes sacados de algún spot publicitario... y, como curiosidad, ¿os habéis dado cuenta que la palabra "Pop" aparece en la escena? Había nacido el Pop Art!

Si queréis saber quién aparece
en la portada clicka aquí
El propio Hamilton dió las claves de este nuevo movimiento, cuando lo calificó como "popular y destinado a un público amplio, pasajero y efímero, fácil de consumir y de olvidar, barato, producido en serie, joven y querido por la juventud, espiritual, sexy, llamativo, simpático, un negocio redondo". Precisamente por todo ello, fue un tipo de Arte que a la gente de a pie le encantó, sin embargo en la crítica artística no fue muy bien recibido... una muestra más de que la opinión de los críticos va por caminos insondables para las mentes mundanas como las nuestras...

Opiniones aparte, Inglaterra vió nacer muchos artistas considerados Pop y que, navegando un poco por internet o por las olvidadas bibliotecas, podéis encontrar sin dificultad, pero aquí consideramos fundamentales en el desarrollo del Arte Pop, dentro y fuera de Inglaterra, junto a Hamilton por supuesto, a Peter Blake y David Hockney... ¿Por qué?

Tienda de juguetes
Peter Blake saltará a la fama con la creación de la cubierta del disco de The Beatles "Sargent Pepper´s" (1967), en la que podemos ver posando, junto al grupo musical, a toda una serie de personajes populares del cine, la televisión y el espectáculo, incluso Edgar Allan Poe no se ha querido perder el acontecimiento. Pero lo que caracteriza a Blake es principalmente el trabajo manufacturado de sus obras Pop, como su "Tienda de juguetes", un assemblage que hace las veces de retrato del artista, en cuanto que el escaparate está lleno de objetos y juguetes que han sido importantes en su vida, pero que son fácilmente reconocibles por el gran público, pues no dejan de ser referencias a la sociedad de consumo.

El otro referente del Pop Art británico es David Hockney, cuya pintura será un gran diario íntimo pues buscaba un lenguaje personal en sus pinturas partiendo de sus experiencias personales. Sus obras más conocidas fueron realizadas después de su traslado a California, a partir de 1964, donde realizaría su serie dedicada a las piscinas.

De todos estos precursores del Pop Art podemos entresacar unas características generales, que nos ayudarán a la interpretación de sus obras y, posteriormente, ponerlos en relación con la producción de artistas estadounidenses y españoles:
- Interés por los medios de masas y la cultura popular: cine, música, televisión, revistas…
- Máxima prioridad a la imagen, pero siempre una imagen frívola e intrascendente (al menos en apariencia).
- Uso de colores vivos, alegres y llamativos.
- Son obras manufacturadas, es decir, realizadas por las manos del artista (esto que parece una obviedad veremos que en el Pop Art estadounidense no era así).

Tened presentes estas claves desarrolladas aquí, pero todavía hay mucho que decir sobre el Pop Art…

S.G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada